Niña de 3 años muere tras quedar al cuidado de una enfermera que estaba drogada

3 minutos de lectura

Una enfermera de 42 años, llamada Judith Sobol, enfrenta cargos por asesinato en segundo grado y posesión de metanfetamina, luego de que se presentara drogada a trabajar y la niña de 3 años que estaba a su cuidado falleciera.

El hecho ocurrió el 20 de junio en Coloma, Michigan, Estados Unidos, cuando cerca de las 02:30 horas la policía respondió a un llamado desde el hogar de la menor por parte de los padres, quienes intentaban salvar la vida de su hija.

El llamado a la policía

Según WNDU, las autoridades mencionaron que contestaron a un llamado de emergencia en Brecht Road. Al llegar al lugar, encontraron a los progenitores de una niña de tres años realizando medidas de primeros auxilios a su hija, la que no respondía.

La muchacha no tenía su tubo de oxígeno y ya sufría condiciones médicas severas preexistentes. La policía notificó que en el lugar se encontraba la enfermera que debía vigilar a la niña, pero esta no se encontraba en condiciones de prestar ayuda.

Drogada con metanfetaminas
El Jefe de policía del municipio de Coloma, Wes Smigielski, mencionó a WNDU que «a través de una investigación, los oficiales descubrieron que ella era la enfermera registrada que supuestamente debía cuidar de la niña durante la noche».

Smigielski agregó que «después que la investigación estuvo completa, determinamos que ella estaba drogada con metanfetaminas y no debería haber estado al cuidado de esa niña».

Según ABC57, los padres le dijeron a la policía que encontraron a Sobol tirada en el suelo, al costado de la menor que balbuceaba sin su tubo para respirar en la tráquea.

Las declaraciones de la enfermera
El citado medio indicó que de acuerdo a los reportes, Sobol creyó que cuando ella estaba limpiando, el tubo traqueal puede haberse salido y ella se desmayó o se quedó dormida, pero nunca volvió a insertar el artefacto.

Según los reportes de la policía, el indispensable objeto fue hallado en el pelo de la niña por los médicos. WNDU mencionó que la mujer admitió a las autoridades que ella se inyectó metanfetamina el mismo día que debía cuidar a la víctima.

Incluso, la enfermera confesó a la policía que llevaba drogándose con metanfetamina por cuatro días seguidos, la misma semana en la que debía trabajar.

De acuerdo al parte policial, Sobol admitió que ella «no estaba en el correcto estado mental para trabajar y nunca debió asistir a este».

La enfermera enfrenta cargos por asesinato en segundo grado y posesión de metanfetamina, ya que los oficiales encontraron en en el interior del bolso de Sobol un contenedor con esta droga y dos pipas.

La metanfetamina es un problema en Michigan
El Jefe de policía, Wes Smigielski, aseguró a WNDU que «la metanfetamina se está volviendo peor por aquí. Tenemos un montón de casos. Esta es la primera vez en mi carrera que en un caso de esta naturaleza alguien usa metanfetamina y hace este tipo de acto».

El policía agregó que «usualmente son actos en el hogar, o ellos están en su propio auto, pero no cuidando una niña de tres años».

Fuente: Mega Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *