Fiscal general de Texas propone armar a los maestros para evitar masacres en las escuelas

2 minutos de lectura

El debate sobre el claro libertinaje de armas en Estados Unidos, ha vuelto; esta vez en Texas con su fiscal. Tal como siempre vuelve el tema a la palestra general con cada nueva masacre en el país que parece no tener control alguno sobre el acceso a pistolas o rifles de asalto dentro de la población.
Esta vez, el protagonista del segundo día de la noticia, sobre un hecho que conmocionó tanto a Texas como a toda Norteamérica; es Ken Paxton, el fiscal general de la región, quien propone que la solución más efectiva según su juicio; es formar, entrenar y otorgar armas a todos los docentes, con el propósito defensivo ante un cualquier atacante.
El fiscal general de Texas Ken Paxton, sugirió que la solución es armar a los maestros.
En una entrevista con el canal Newsmax, Paxton se alineó con el senador republicano de Texas Ted Cruz.
El fiscal Paxton explicó que los agentes “No pueden llegar a tiempo para evitar un tiroteo a no ser que contraten a un agente de seguridad dentro de las instalaciones, lo que para muchas de estas escuelas es casi imposible”.
Por eso sugirió la posibilidad de formar y entregar armas a profesores y otros trabajadores de las escuelas en el estado. “Tener la capacitación adecuada para algunas de estas personas en la escuela es la mejor esperanza”.
La sugerencia de armar a los maestros no es nueva. De hecho, hay estados que ya lo hacen desde hace años. En Florida, por ejemplo, se aprobó en 2018 una ley que permite entregar munición a los profesores que tengan experiencia militar o experiencia como agentes de la ley.
El Congreso de Estados Unidos lleva más de dos décadas sin limitar significativamente la posesión de armas, protegida en la segunda enmienda de la Constitución.
En ese sentido, la excandidata presidencial demócrata y exsecretaria de Estado Hillary Clinton reclamó que haya más “legisladores dispuestos a detener el flagelo de la violencia armada en Estados Unidos”.
“Los pensamientos y las oraciones no son suficientes. Después de años de no hacer nada, nos estamos convirtiendo en una nación llena de gritos de angustia”, declaró en redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *