Del 23 de Enero a Refugiado en el cuadrilátero

2 minutos de lectura

Cuando apenas tenía 10 años, Eldric Sella visitó por primera vez un gimnasio de boxeo, y a partir de ese momento, comenzó a forjar un hambre por aprender una disciplina que lo ayudaría a defenderse, en el popular sector caraqueño 23 de Enero (Caracas, Municipio Libertador).  

Así lo describe en su Blog Personal (eldricsella.com/sobre-mi-2/). 


Esas ganas por aprender un deporte como el boxeo para poder hacer frente a algún careo callejero que se le presentara se convirtieron en disciplina y un sueño que hoy se cumple en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, pero en unas circunstancias distintas a las de un atleta regular. 


El colapso económico de Venezuela en 2014 obligó a Sella a salir del país, junto a su novia, con rumbo a Trinidad y Tobago, en donde fueron aceptados en condición de refugiados. Su padre, quien ahora es su entrenador, lo acompañó posteriormente en la travesía. 


En el país caribeño, Sella continuó su carrera como pugilista, ganando en una oportunidad la medalla de plata en el Campeonato de la Asociación de Boxeo de Trinidad y Tobago 2019. 


Posteriormente, ingresó al programa de Solidaridad Olímpica del Comité Olímpico Internacional, que otorga la posibilidad de integrar el equipo olímpico de la cita olímpica. 


Para Tokio 2020, Sella fue elegido junto a otros 29 atletas para convertirse en el primer venezolano que participa en unos JJOO en el Equipo Olímpico de Refugiados. 


El caraqueño participó en la categoría de Peso Medio (69-75 kilogramos), y que hoy pide disculpas al pueblo venezolano, por no lograr su cometido.


A Eldric Sella lo puedes seguir en Instagram como @elsella24

Autor: Alejandro Vásquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *