«Aprendamos a desconfiar»: Científico tuvo que ofrecer disculpas por decir que imagen de un chorizo era una estrella

2 minutos de lectura

El pasado domingo 31 de julio, Étienne Klein, director del Departamento de Investigación de la Comisión Francesa de Energía Atómica, compartió una «imagen» de Próxima Centauri, la estrella más cercana al sol que con sus nebulosas blancas y naranjas dejó maravillados a sus miles de seguidores en Twitter.

Según el científico, la instantánea fue captada por el nuevo telescopio espacial de la NASA, el James Webb, gracias al cual se puede conseguir imágenes de alta resolución de nuestro universo.
«Foto de Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sol, ubicada a 4,2 años luz de nosotros. Fue captada por el JWST. Este nivel de detalle… Un nuevo mundo se revela día tras día», escribió Klein en la red social del pajarito.

La publicación rápidamente se llenó de «likes», superando hasta ahora los 15 mil, y generó más de 2 mil retuits. La repercusión fue tan grande, que Klein debió finalmente aclarar la situación porque en realidad su imagen era solo un trozo de chorizo.

«Aprendamos a desconfiar»
El físico y filósofo francés explicó que su «broma» era una especie de experimento social con el cual busca que se cuestionara la credibilidad que los internautas le dan a los «expertos», además de lo frágil que es la verificación de contenidos en las redes sociales.

«En vista de algunos comentarios, me siento obligado a aclarar que este tuit que muestra una supuesta instantánea de Próxima Centauri fue una forma de diversión. Aprendamos a desconfiar tanto de los argumentos de la autoridad como de la elocuencia espontánea de ciertas imágenes…», escribió en otro tuit.

«Bueno, a la hora del aperitivo, los sesgos cognitivos parecen estar de moda… Así que ojo con ellos. Según la cosmología contemporánea, no existe ningún objeto perteneciente a la charcutería española fuera de la Tierra», añadió con humor.

Según le contó Klein a la agencia AFP, se sintió «sorprendido» con la difusión que tuvo la fotografía.

«Pensé que la imagen se detectaría inmediatamente como falsa. Y cuando vi que un importante periodista de BFMTV (un canal de noticias francés) se entusiasmaba con el tema y que corría el riesgo de difundirlo, le dije que era una broma. Se lo tomó con mucho humor», aseveró.

«Un bulo tiene un valor educativo. Habla de nuestra capacidad de ser engañados, cuestiona nuestra relación con las fuentes», cerró Klein.

Fuente: Mega Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *